El intento de una humilde trabajadora sexual de recuperar el perdido arte del placer y el refinamiento en un mundo hambriento de significados.

sábado, 27 de junio de 2009

La kisaeng

Enclavadas más dentro de la tradición de las geishas, la kisaeng fueron parte importante de la cultura coreana hasta principios del siglo XX. Usualmente eran mujeres de castas bajas, que trabajaban para el gobierno como especialistas en entretenimiento. Aunque su labor era asistir a funcionarios, militares y otros miembros de las élite en sus tiempos libres, proporcionándoles todo tipo de diversiones.Si bien no eran propiamente prostitutas - eran educadas en música, poesía, actuación, conversación y otras disciplinas artísticas - su condición social las ponía en grave desventaja. Era muy común que la gente con quienes trabajaban les exigiera servicios sexuales, aunque éstos no eran parte de sus obligaciones, siendo una práctica tan común, que en muchos casos se daban por sentado. Curiosamente, a finales del siglo XIX, cuando las condiciones de la mujer cambiaron, la función de la kisaeng volvió a su práctica original, pero algunas de ellas, aprovechando la fama que generó las anteriores costumbres, comenzaron a ofrecer sus servicios como prostitutas, lo que ocasionó serios roces con las que buscaban reivindicar la profesión. A la fecha, existen aún kisaeng profesionales, pero son más bien actrices que buscan mantener viva la tradición, y el sexo está completamente fuera de su trabajo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Para ser sincero ignoraba su existencia, me parecio muy bueno e ilustrativo, gracias.
ATTE. LOBO_SOLITARIO_GRIS

Lonely Soldier dijo...

Hola, en este momento estoy haciendo un trabajo acerca de las kisaeng y las geishas y necesito mas información
tienes algun libro que me recomiendes
saludos